Las vacaciones: una oportunidad para hacer familiareserva


mp8Las estábamos esperando con ansia. Y, para los más madrugadores, por fin han llegado. Las vacaciones veraniegas son una gran oportunidad para compartir momentos en familia. Las rutinas cotidianas de padres e hijos dificultan que, durante el resto del año, se puedan disfrutar intensamente de los días sin estar demasiado pendiente del reloj.

Pasar tiempo juntos es vital para construir experiencias compartidas. Más allá de alejar el fastidioso estrés y las responsabilidades del trabajo, las vacaciones permiten poner en práctica y observar nuestro funcionamiento como sistema familiar. Una oportunidad para reconocerse en los valores, creencias y modos de percibir el mundo que nos identifica como familia.

Cada vez hay más estudios sociológicos que subrayan la importancia de disfrutar conjuntamente –padres e hijos– las vacaciones. El objetivo es que los niños descansen y cambien de actividad (y no necesariamente que se llenen de actividades) y que sus progenitores compartan sin prisas buenas experiencias con ellos.

Poder hacer esto en un entorno como el de las villas de ClubHouse27 es todavía más agradecido. Una experiencia única. La Masia Pairal, la Masia Cal Mingo i la Masia Can Parès ofrecen todo tipo de comodidades a sus huéspedes. Jardín privado, piscina, zona de juegos, amplios dormitorios… Si alzas la vista por la ventana, sólo se ve la naturaleza. Si miras hacia dentro, es todo confort.

Y la gran ventaja es que este paraíso rural se encuentra a tan sólo 10 minutos de Sitges y Sant Pere de Ribes. O lo que es lo mismo: que en un mismo día se puede disfrutar de la playa y las actividades de todo tipo que albergan estas dos poblaciones milenarias y de la tranquilidad de una villa situada en plena naturaleza.

Las vacaciones en familia refuerzan los lazos entre sus miembros. Tu mejor elección para este verano son las masías de ClubHouse27.